ESPRO

Historia de nuestros Héroes

25 de mayo de 2017

Los Soldados Profesionales Harold Eduardo Silva y José Andrés Wilches ocuparon los primeros puestos del Curso No. 55 Extraordinario
A sólo dos días de su ceremonia de graduación, el alumno Silva y el alumno Wilches, cuentan cómo nace su sueño de ser Héroes Multimisión y cómo lograron convertirse en los mejores del Curso.

Harold Eduardo Silva Gallo es un joven de 20 años de edad, oriundo del municipio de Granada en el Meta. Asegura que vive el Ejército de una manera muy especial. Ingresó a prestar su servicio militar como Soldado Regular y estando allí pudo terminar el bachillerato.

Varios miembros de su familia hacen parte de esta prestigiosa institución y recuerda que cuando inició su formación en la Escuela, uno de sus hermanos, que se gradúo como Soldado Profesional en el Curso No. 18, le dijo que era muy difícil estar entre los 10 mejores alumnos. Ese mismo día, él le contó a su hermano que había ocupado el primer puesto.

Al reflexionar sobre su formación durante las últimas 14 semanas, cree que la parte académica fue el reto más difícil, pero, con disciplina y ganas de acertar lo logré, puntualiza.

Aconseja a los jóvenes que desean hacer parte del Ejército Nacional que se metan en el cuento física y mentalmente, que se preparen para afrontar todas las situaciones que se puedan presentar y estén siempre confiados en Dios y unidos a sus seres queridos pues asegura que esto es fundamental para convertirse en un Héroe Multimisión.

Por su parte, el hoy Soldado Profesional José Andrés Wilches Arias, desde muy pequeño quiso pertenecer al Ejército. desde chico, veía los soldados y quería ser como ellos y al prestar el servicio militar me di cuenta que podía proyectar mi vida en esta noble institución, asegura.

Este cucuteño de 23 años de edad vive con sus tres hermanos y su madre y cree que el diálogo y la cooperación son fundamentales para vivir en un hogar en armonía. Pese a estar lejos de casa jamás perdió el ánimo pues el apoyo de su familia le permitió no quedarse atrás.

Para él, lo más difícil es el entrenamiento físico, sin embargo sabe que todo se trata de constancia y buena actitud para alcanzar las metas. Considera que el respeto hacia los demás, la responsabilidad con las actividades y el compromiso con el trabajo son las principales virtudes con que debe contar un soldado.

Se siente privilegiado de haber estado en la Escuela, donde aprendió de la mano de los mejores instructores herramientas útiles para la vida y el área de operaciones.
Estos jóvenes demostraron que tienen los valores y principios necesarios para servir con honor a la patria. Su dedicación, coraje y trabajo incansable les llevó a alcanzar la excelencia.
COMPARTIR

Nilo - Cundinamarca
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
atencionciudadanoejc@ejercito.mil.co

Numero de visitas: 80.342